Nutrición y Salud

El aceite de oliva virgen es uno de los alimentos con mayores propiedades preventivas y curativas que existe en la naturaleza y son numerosos los estudios científicos que lo prueban.

Previene el envejecimiento de los tejidos, al combatir los radicales libres merced a su alto contenido de antioxidantes, contribuye a evitar la inserción de plaquetas en las paredes arteriales que dan lugar a arteriosclerosis, causa de las enfermedades cardiovasculares (infartos cardíacos y cerebrales, anginas de pecho, trombosis, flebitis, etc.) y, por tanto, previene también la hipertensión arterial.

Protege el estómago de úlceras y gastritis al reducir la acidez gástrica, estimula el tránsito intestinal previniendo el estreñimiento crónico, mejora el funcionamiento del páncreas y el hígado coadyuvando además a prevenir la formación de cálculos renales.

Posee propiedades anticancerígenas y previene el cáncer (si su consumo es regular especialmente los de mama, endometrio, ovario y colon), reduce el nivel de glucosa en sangre ayudando a los diabéticos, protege de la radiactividad y evita la artritis reumatoide.

Además aumenta las lipoproteínas de alta densidad o LDH, “colesterol bueno”, debido a la alta presencia en él de esteroles, favorece la absorción de calcio y la mineralización de los huesos, coadyuva a la regeneración de las cicatrices de la piel (es excelente para el cuidado del cutis) y mejora la circulación capilar, venosa y arterial además de favorecer el desarrollo normal del cerebro y el sistema nervioso del bebé durante el embarazo y del niño en la infancia.

Presentación Sesión Científica Extraordinaria “Aceite de Oliva y Salud”

Introducción Sesión Científica Extraordinaria “Aceite de Oliva y Salud”

Excmo. Sr. D. Manuel Serrano Ríos

Excmo. Sr. D. Manuel Bueno Sánchez

Profª. Dª. Carmen Dobarganes

Prof. D. Francisco Pérez Jiménez

Ilmo. Sr. D. Francisco Reyes Martínez